La Tolva

Gastrobar

Historia

La Tolva fue un elemento imprescindible en la fisionomía del malecón de Puertochico desde los años 40 hasta finales de los 80 del pasado siglo.

Después del incendio de Santander del año 1941, hubo que proceder a la reconstrucción del centro de la ciudad, desde la catedral hasta la calle Guevara.

La arena era el material fundamental para realizar las nuevas construcciones. Las gabarras dragaban la bahía recogiendo arena de

las cercanías de El Puntal, llegaban al espigón de Puertochico y se situaban a la vera de la Tolva construida ex profeso. La grúa subía la arena hasta los silos, donde esperaban los camiones ávidos de material.

Se puede asegurar que por la Tolva pasaron todas las arenas del nuevo Santander.

Varias generaciones de santanderinos tienen recuerdos de infancia intentando abrir las palancas de hierro de la Tolva.

La Tolva fue un elemento imprescindible en la fisionomía del malecón de Puertochico desde los años 40 hasta finales de los 80 del pasado siglo. Después del incendio de Santander del año 1941, hubo que proceder a la reconstrucción del centro de la ciudad, desde la catedral hasta la calle Guevara. La arena era el material fundamental para realizar las nuevas construcciones. Las gabarras dragaban la bahía recogiendo arena de las cercanías de El Puntal, llegaban al espigón de Puertochico y se situaban a la vera de la Tolva construida ex profeso. La grúa subía la arena hasta los silos, donde esperaban los camiones ávidos de material.Se puede asegurar que por la Tolva pasaron todas las arenas del nuevo Santander. Varias generaciones de santanderinos tienen recuerdos de infancia intentando abrir las palancas de hierro de la Tolva. La Tolva fue un elemento imprescindible en la fisionomía del malecón de Puertochico desde los años 40 hasta finales de los 80 del pasado siglo. Después del incendio de Santander del año 1941, hubo que proceder a la reconstrucción del centro de la ciudad, desde la catedral hasta la calle Guevara. La arena era el material fundamental para realizar las nuevas construcciones. Las gabarras dragaban la bahía recogiendo arena de las cercanías de El Puntal, llegaban al espigón de Puertochico y se situaban a la vera de la Tolva construida ex profeso. La grúa subía la arena hasta los silos, donde esperaban los camiones ávidos de material.Se puede asegurar que por la Tolva pasaron todas las arenas del nuevo Santander. Varias generaciones de santanderinos tienen recuerdos de infancia intentando abrir las palancas de hierro de la Tolva.

Local


Carta

Contacta

teléfono la TolvaTeléfono de reservas:
             942 10 03 91

email la Tolva latolva@latolva.es

localización la TolvaCalle Casimiro Sainz 11. Santander

horario la TolvaHorario:
             Abiertos de martes a sábado
            de 12:00 a 16:30 horas
            de 20:00 a 24:00 horas
            Domingos: abiertos hasta mediodía